ledb

Sólo estamos buscando al Hombre.
No necesitamos otros mundos. Necesitamos espejos.
No sabemos qué hacer con los otros mundos.
Un sólo mundo, el nuestro, nos es suficiente; pero no podemos aceptarlo tal y como es.
Solaris ~ Stanisłav Lem

jueves, 7 de enero de 2016

Arde

Arden las llanuras bajo un sol agonizante. Arden las páginas de las más grandes bibliotecas. Se congelan las estrellas conforme arde todo su gas. "Que no me preocupe. Que no pasa nada." Rostros devienen cráneos incorruptos. Canciones que otrora inundaron bosques y hondonadas ven extintos ya sus ecos inmortales. Nobles lenguas desaparecen ahogadas entre sangre y lágrimas; sus versos, sus gestas, sus fábulas, sus mitos, perdidos todos para siempre en la ignorancia. Verdes prados tornan en titánicas dunas. "Que todo va a ir bien". Hasta las lágrimas tienen un final, un cometido a duras penas resuelto, un objetivo último tras el cual sólo queda un escozor insoportable. Del caos venimos y en caos nos convertiremos.

Arde la decadencia generalizada. En cada foto de cada álbum, de cada esquela, de cada periódico. En cada piedra de cada montaña, de cada museo, de cada palacio, de cada tumba. En cada trazo de cada fresco, de cada fresco, de cada relieve. En cada letra de cada libro, de cada papiro, de cada muro, de cada estela.

No nos alcanzan los tentáculos de la abominable entropía... estamos en ellos, navegamos sobre ellos, saboreamos nuestros jugos dentro de ellos, somos ellos mismos hechos carne. Cada ápice de emoción, cada lágrima, cada gota de sangre, de saliva, cada palabra, movimiento, bella curva de nuestra figura, pelo, lunar, peca, hueso, carne... polvo en su misma esencia; senectud, degeneración y decaer.

Extinta toda luz de los ojos del Emperador que, sentado, contempla ya no sus dominios sino la fría negrura de un sepulcro húmedo inundado de su miasma. No arde ya en cada gesto la rabia de la vida, la rabia de la muerte.

Como un manto de hojas grises, agrietadas, formamos ya en vida la materia muerta que dará forma y color a la muerte del mañana. No podemos hacer más.



___________________________________________

Do not go gentle into that good night,
Old age should burn and rave at close of day;
Rage, rage against the dying of the light.

Though wise men at their end know dark is right,
Because their words had forked no lightning they
Do not go gentle into that good night.

Good men, the last wave by, crying how bright
Their frail deeds might have danced in a green bay,
Rage, rage against the dying of the light.

Wild men who caught and sang the sun in flight,
And learn, too late, they grieved it on its way,
Do not go gentle into that good night.

Grave men, near death, who see with blinding sight
Blind eyes could blaze like meteors and be gay,
Rage, rage against the dying of the light.

And you, my father, there on the sad height,
Curse, bless, me now with your fierce tears, I pray.
Do not go gentle into that good night.
Rage, rage against the dying of the light.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin comentarios, no sabré si lo has leído o no.
Igualmente, no sabré si te ha gustado o no.
Si te ha gustado y quieres más como esto, comenta en tal sentido.
Si te provoca ganas de vomitar y no quieres ver más como esto, ¡comenta en tal sentido!
Así que ya sabes, alza tu alarido: